jueves, 16 de marzo de 2017

Dudas sobre la enseñanza bilingüe. F. JAVIER MERCHÁN IGLESIAS


Dudas sobre la enseñanza bilingüe.
F. JAVIER MERCHÁN IGLESIAS
Catedrático de Secundaria y Profesor de la Universidad de Sevilla
FUENTE:
diariodesevilla.es

Una de las dudas que suscita el programa de enseñanza bilingüe es la de si realmente mejora de forma significativa el aprendizaje de otro idioma

 El programa de enseñanza bilingüe impulsado por casi todas las comunidades autónomas - Andalucía incluida-, es de esas cosas que llegan a gozar del estatus de verdad incuestionable. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, vienen expresándose algunas dudas acerca de la supuesta virtualidad, no de aprender otro idioma, sino de utilizar la enseñanza de la Historia, la Biología o la Física para ello.
A decir verdad, el programa bilingüe en sí mismo carece de fundamentos teóricos consistentes que avalen sus ventajas y posibilidades, aunque, eso sí, se trata de un producto ampliamente elogiado y publicitado por las administraciones educativas españolas. En realidad ya es algo pretencioso -y algo engañoso- denominarlo bilingüe, cuando, realmente, consiste en que algunas materias, en algunos momentos, se imparten en otro idioma, lo que dista mucho de lo que realmente es el bilingüismo. Por otra parte, la misma existencia del programa bilingüe pone de manifiesto la desconfianza de las administraciones hacia los docentes que imparten idiomas en los centros escolares; parece que la enseñanza de las asignaturas de inglés o francés, por ejemplo, no produce los resultados deseados, de aquí que -más que analizar este presunto fiasco y acometer las actuaciones que fueran necesarias- se opta por complementar el aprendizaje de idiomas con una especie de muleta que termina brillando más que asignatura de inglés o francés. Ciertamente el dominio de idiomas es hoy casi un requisito para la inserción en el mercado laboral, de manera que con el programa de enseñanza bilingüe la política educativa hace gala de ofrecer a los ciudadanos -no a todos- un producto que facilitará su incorporación a puestos mínimamente cualificados, es decir, lo que el sociólogo Marín Criado denomina un bien de salvación. Sin embargo, no está claro que la mercancía no esté averiada. El programa de enseñanza bilingüe se basa de manera implícita en el supuesto de que mientras más tiempo se practique un idioma y se haga en contextos más diversos, mejor y más rápido se aprenderá. Este argumento es indiscutible si nos referimos a situaciones de la vida cotidiana, aunque no es tan evidente cuando se trata del contexto escolar. En este caso, la relación de los alumnos con el conocimiento es muy peculiar, de manera que recibir a tiempo parcial enseñanza de una asignatura en otro idioma no es lo mismo que practicar el idioma cuando se va a la compra, se coge el autobús o se pasea con los amigos. Precisamente una de las dudas que suscita el programa de enseñanza bilingüe es la de si realmente mejora de forma significativa el aprendizaje de otro idioma.
Otro de los asuntos sobre el que se proyectan dudas es el de los daños colaterales que los programas bilingües pueden producir. Me refiero, en primer lugar, a la cuestión de si no resulta empobrecido el aprendizaje de las materias que parcialmente se enseñan en otro idioma, es decir, si los alumnos adquieren conocimientos apropiados en Historia, Física o Biología. Al respecto no disponemos de estudios solventes, pero es una de las dianas sobre las que disparan los críticos con el programa de enseñanza bilingüe. El otro asunto se refiere a los posibles efectos segregadores que se producen cuando en un centro no todos los alumnos están adscritos al programa. A este respecto, se ha podido constatar que el perfil sociocultural de las familias que se adscriben es muy distinto al de los que no lo hacen. En primer caso se trata de familias más informadas, con recursos para costear clase de apoyo y con un estatus superior al segundo. De esta forma, a modo de daño colateral, el bilingüismo sería un factor de segregación social entre unos y otros centros y, en muchos casos, dentro de los propios centros.

De lo dicho hasta ahora no debería desprenderse un rechazo al programa bilingüe y -por supuesto- a la necesidad de que la institución escolar promueva el aprendizaje de idiomas. Se trata más bien de llamar la atención sobre el hecho de que el programa bilingüe no es una verdad incuestionable. Existen dudas razonables acerca de si esta es la mejor fórmula para lograr ese objetivo. A la hora de dilucidar sobre estas incertidumbres, nos encontramos con que -llamativamente- sobre el programa bilingüe no se ha hecho ninguna evaluación rigurosa e independiente. Los responsables de la política educativa alaban constantemente las virtudes de la evaluación siempre que se trate de evaluar a otros; en este caso harían bien en tomar su propia medicina

domingo, 12 de marzo de 2017

Teresa y el Estado JOSÉ MARÍA PÉREZ JIMÉNEZ Y PEDRO E. GARCÍA BALLESTEROS Inspectores de Educación


Teresa y el Estado

JOSÉ MARÍA PÉREZ JIMÉNEZ Y PEDRO E. GARCÍA BALLESTEROS
Inspectores de Educación
Las ayudas que reciba Teresa no pueden derivar de la caridad, aunque ésta suponga solidaridad, sino de su cualidad como ciudadana
Tenemos la enorme suerte de desarrollar un trabajo que, en muchas ocasiones, nos conecta con cuestiones esenciales de nuestra sociedad. Hace días, con motivo de una visita al Colegio de San Juan de Dios, conocimos a Teresa, una niña de seis años que vive permanentemente en una silla de ruedas, con su pequeña cabeza doblada, a pesar de los ingentes esfuerzos de su fisioterapeuta que lucha por dotar a su cuello de fuerza y sensibilidad. Cuando te acercas y reclamas su atención, a pesar de que no te mira, esgrime una sonrisa que estremece y que puede llegar a comunicar más que todas las palabras que no puede pronunciar. Al colocarnos delante de Teresa, pudimos vivir una de las emociones más profundas, no sólo por un auténtico sentimiento de compasión, sino porque nos encontrábamos ante la conciudadana que, con más legitimidad, da sentido a nuestro quehacer diario.
Precisamente por su discapacidad, que siempre es un desamparo que aboca a una dependencia extrema de los demás, queremos colocar a Teresa como clave de lo que debe ser nuestra sociedad y hacia dónde deberíamos caminar. La injusticia que sufre sólo puede paliarse con la aplicación de los valores humanos que, históricamente, hemos llamado Humanismo. Las ayudas que reciba Teresa no pueden derivar de la caridad, aunque ésta suponga solidaridad, sino que su cualidad como ciudadana, le otorga derechos fundamentales en su máxima expresión. En la medida que Teresa esté amparada por una comunidad que la hace suya, esa comunidad será más fuerte y más democrática. En la medida que la comunidad abandone a su suerte a Teresa, aquélla será más débil y más totalitaria. O todos somos Teresa o estamos condenados a la indignidad.
En un momento histórico de regresión de derechos fundamentales, conquistados a lo largo de décadas, que llevan a desarrollar mecanismos de supervivencia, especialmente, a los más débiles, el bienestar de Teresa puede estar amenazado. En aras de una economía que sólo busca la mal entendida rentabilidad, Teresa está en peligro. Sin embargo, estamos convencidos que un país funcionará mejor, en todos los sentidos, en la medida que cuide de todos sus ciudadanos y ciudadanas. Entre otros motivos, porque creará un entorno de identidad social, de seguridad colectiva, imprescindibles para que una sociedad progrese auténticamente.
A veces la vida nos coloca delante a personas como Teresa, que encarnan mejor que nada y que nadie grandes ideas y teorías, a las que se dedican ríos de palabras. Estamos inmersos, desde hace tiempo, en una polémica sobre el papel del Estado en la educación, con dos posiciones enfrentadas que podrían resumirse así: necesidad de un Estado fuerte que garantice el ejercicio del derecho a la educación para todos, a través de la enseñanza pública como vía de formación integral de ciudadanos libres y críticos que defiendan nuestros valores comunes; en el otro polo se encontrarían los partidarios de un Estado débil o mínimo que simplemente garantice, como mero gestor, el derecho de los padres a elegir, dentro de las leyes del mercado, la educación que deseen para sus hijos y que por supuesto, no adoctrine bajo ningún concepto en valores de ningún tipo, ya que el único derecho ciudadano a garantizar sería el ser educado como cada cual desee. No duden que esta polémica se reproducirá, bajo formatos y disfraces diferentes, en la discusión que se nos avecina sobre el pacto de la educación. ¿Qué tiene que ver Teresa en este asunto? Simplemente, pregúntense, y respóndanse con sinceridad, qué pasaría con Teresa en uno u otro modelo. ¿Cuál de ellos garantiza mejor su derecho a la educación?
Teresa somos todos, porque es una de las nuestras. Teresa somos todos, porque, egoístamente, todos podemos llegar a ser Teresa. Por este motivo es tan importante un Estado que la proteja, que le permita vivir una vida digna y plena, según sus circunstancias, y que salvaguarde los derechos de su educación, de su salud, de su necesaria vida en comunidad. En la medida que la vida de Teresa sea más segura, confortable y estimulante, lo será la de todos nosotros.
Estas palabras son un homenaje a Teresa y a todos los que la acompañan, cuidan y hacen que viva la mejor vida posible. Pero, sobre todo, con este artículo pretendemos dar un grito de alerta, para que, lejos de debilitarse, se fortalezca el Estado que protegiendo a Teresa, nos protege a todos, salvaguardando los derechos fundamentales que otorgan dignidad a quienes los disfrutan y a quienes luchan por ellos.
FUENTE:



viernes, 10 de marzo de 2017

I GRAN FIESTA de las FAMILIAS.. COLEGIO ANTONIO GALA.



I GRAN FIESTA de las FAMILIAS.. COLEGIO ANTONIO GALA.

I GRAN FIESTA de las FAMILIAS.. COLEGIO ANTONIO GALA.

I GRAN FIESTA de las FAMILIAS.. COLEGIO ANTONIO GALA.






jueves, 9 de marzo de 2017

2ª Plantación de INFANTIL del COLEGIO ANTONIO GALA




2ª Plantación de INFANTIL del COLEGIO ANTONIO GALA


Ayer, nuestras niñas y niños disfrutaron plantando tomates, berenjenas y pimientos acompañados de un buen número de madres y algún papá. Nos acompañaron en la plantación, alumnos del Centro, nuestr@s amig@s de ANIDI con su tutora Cristina, maestros jubilados, madres y padre de la Escuela de Familia del Cole y Laura, antigua alumna que está realizando un Master sobre posturas ergonómicas en el trabajo, Ayer estuvo trabajando en la observación   de los pequeños   con el objetivo de evitar malas posturas en el futuro. Todo una gran familia disfrutando y aprendiendo










sábado, 4 de marzo de 2017

Principios de la Pedagogía de María Montessori para los padres y madres


Principios de la Pedagogía de María Montessori para los padres y madres

Aquí de dejamos 15  de esos principios que enunció en su momento María Montessori, y que seguro te serán de ayuda.
  • Recuerda siempre que los niños aprenden de lo que les rodea. Sé su mejor modelo.
  • Si criticas mucho a tu hijo, lo primero que aprenderá es a juzgar.
  • En cambio, si lo elogias con regularidad, él aprenderá a valorar.
  • ¿Qué ocurre si le muestras hostilidad al niño? él aprenderá a pelear.
  • Si se ridiculiza al niño de modo habitual, será una persona tímida.
  • Ayuda a que tu hijo crezca sintiéndose seguro a cada instante, será entonces cuando aprenda a confiar en los demás.
  • Si  desprecias a tu hijo niño con frecuencia, se desarrollará un sentimiento muy negativo de culpa.
  • Propicia que tu hijo vea que sus ideas y opiniones son siempre aceptadas, con ello conseguimos que se sientan bien ellos mismos.

  • Si el niño vive en una atmósfera donde se siente cuidado, integrado, amado y  necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
  • No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está.
  • Concéntrate en que tu hijo está creciendo y desarrollándose de modo óptimo, valora siempre lo de lo bueno del niño de tal manera que no quede nunca lugar para lo malo.
  • Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando él se acerque a ti con una pregunta o un comentario.
  • Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Apóyalo. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante.
  • Debes estar dispuesto/a a ayudar a tu niño si busca algo, pero debes también estar dispuesto a permitir que encuentre las cosas por sí solo.
  • Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Ofrécele lo mejor que hay en ti mismo/a.


viernes, 3 de marzo de 2017

ESCOLARIZACIÓN Y MATRICULACIÓN CURSO 17-18



ESCOLARIZACIÓN Y MATRICULACIÓN CURSO 17-18
Aquí encontrarás toda la información relativa al proceso de escolarización y matriculación para el curso 2017-2018.
CALENDARIO 17-18
MARZO 2017 
1 al 31 marzo, presentación solicitudes de escolarización
ABRIL 2017 
91 abril, publicación de listas baremadas
20 abril al 4 mayo, periodo de reclamaciones
MAYO
2017 
15 mayo, sorteo de empatados 
16 mayo, publicación lista final de admitidos
22 mayo, publicación de la rehubicación de NO admitidos
23 mayo junio,periodo reclamaciones en delegación.
desde 30 mayo RECOGIDA DE DOCUMENTACIÓN EN EL CENTRO
JUNIO 2017 
1 al 5 junio entrega de documentación en el centro para femilias de nueva incorporación.
1 al 8 junio, plazo matriculación INFANTIL / PRIMARIA
1 al 8 junio plazo matriculación ESO
Ampliar la Información y documentos descargables, ir a la página web del Colegio
FUENTE:

jueves, 2 de marzo de 2017

El Maestro que me enseñó a perder el miedo "El maestro". Eduardo Galeano


El Maestro que me enseñó a perder el miedo

"El maestro"


Sonó el teléfono. Escuché la orden:
-Te llamo para decirte que vas a ser jurado.
-¿Jurado?
-Sí, sí. Jurado de un concurso.
-Gracias por avisarme -alcancé a balbucear.
Ella tenía doce años y era alumna de la escuela de la calle Monte Caseros:
-Es un concurso de novelas. Las escribimos nosotros, los del sexto grado.
-Glup -dije.
-Te esperamos mañana -mandó.
Y fui.
Los novelistas eran un enjambre de chiquilines que hablaban todos a la vez.
El maestro Oscar, puños raídos, sueldo de faquir, los dejaba hacer. Ellos habían organizado aquel concurso de novelas, ilustradas por sus autores, y habían conseguido que un joyero del barrio donara medallitas con el nombre grabado de cada uno de los participantes.
En la ceremonia de la premiación, fue prohibida la entrada de los padres y demás adultos. Los tres jurados, el maestro Oscar, una de las autoras y yo, dimos lectura al acta, que destacaba los méritos de cada uno de los trabajos. Todos fueron premiados, y cada premio recibió una ovación y una lluvia de serpentinas.
Después, el maestro me dijo que lo bueno que tiene enseñar, está en lo mucho que se aprende:
-Nos sentimos tan unidos, que me dan ganas de dejarlos a todos repetidores.
Y una de las alumnas, que había venido a Montevideo desde un pueblo perdido en los campos, se quedó charlando conmigo. Me dijo que ella, antes, no hablaba ni una palabra, y muerta de risa me dijo que el problema era que ahora no se podía callar. Y me dijo que al maestro lo quería, lo quería muuuuuuucho, porque era él quien le había enseñado lo más importante: le había enseñado a perder el miedo de equivocarse.

Búsqueda personalizada